Doble trasplante de brazos en Estados Unidos

La operación duró 13 horas y participaron 16 médicos. Es el séptimo trasplante de estas características que se hace en Estados Unidos, ha requerido conectar los huesos, los vasos sanguíneos, tendones, nervios y piel en ambos brazos.

Antes, Marrocco siguió un innovador tratamiento para evitar el rechazo y un mes después de la intervención parece que está dando resultados.

Su brazo derecho aún no tiene toda la movilidad deseada, pero Brendam se maneja perfectamente con su nuevo brazo izquierdo. Varias veces se retiró el pelo de la cara. Este veterano de guerra está poniendo todo su empeño. Su padre asegura que “esa terquedad suya le lleva a ponerse retos a diario”.

Los médicos albergan grandes esperanzas y pronostican que “en uno o dos años empleará sus manos con total normalidad”.

Brendam se somete a seis horas diarias de fisioterapia para fortalecer sus nuevos músculos y ganar agilidad en las extremidades.